Necesitamos un debate honesto, y no sin principios: Una respuesta adicional a los ataques a De Pie Por el Derecho al Aborto

 

 

De las co-iniciadoras de Rise Up 4 Abortion Rights Merle Hoffman, Lori Sokol, Sunsara Taylor. Revcom.us se responsabiliza de la traducción al español.

 

Cuando un periodista quiere publicar una historia que provoque pánico pero carece de hechos que la respalden, una táctica chapucera que puede implementar es poner el encabezado en forma de pregunta. Esto les permite sembrar una idea descabellada en la mente de los lectores, sin la carga de tener que demostrar que existe alguna evidencia de la idea. Tal es el caso del artículo irresponsable de Will Sommer en el Daily Beast del 11 de julio titulado: “¿Este ‘culto’ comunista está tratando de secuestrar al movimiento por el aborto?”

 

No importa el hecho de que Rise Up 4 Abortion Rights [De Pie; RU4AR; De Pie Por el Derecho al Aborto] ya refutó contundentemente las deshonestas alegaciones en su contra que Sommers presentó e intentó legitimar. Y no importa el hecho de que los Revcom, desde su propio punto de vista ya refutaron los ataques contra su líder, Bob Avakian.

 

Es necesario que las organizaciones y los individuos debatan sustantivamente las diferencias de análisis y estrategia. Este es un proceso del que todos pueden aprender y que contribuye a forjar unidad en la lucha contra la injusticia. Pero es algo completamente distinto traficar con mentiras, calumnias y difamaciones, tal como los ataques que Sommer legitima.

 

Las personas también deben saber que De Pie Por el Derecho al Aborto cuenta con representación jurídica, y su representación ya ha notificado a todas las partes que se abstengan de difundir información falsa y difamatoria sobre De Pie/Rise Up.

 

Este tipo de ataques sin principios objetivamente hacen el trabajo sucio de los fascistas y de los agentes represivos del estado en intentar destruir a movimientos serios de oposición. Las citadas refutaciones con enlace, cada una desde su propia perspectiva, hacen bien el argumento.

 

Cualquier persona con una pizca de principios, dedicación a la verdad y/o deseo de forjar la unidad más amplia en la lucha contra la injusticia, debería leer ambas respuestas ahora y decirles a aquellos que difunden estos ataques que cesen y desistan. 

 

Cuando lea estas refutaciones, se enterará rápidamente que, en lugar de presentar un pasaje sustancial de cualquiera de estas refutaciones, ¡Sommer cita un total de tan sólo 14 palabras de todas las refutaciones!

 

En cambio, cita el hecho de que Rise Up 4 Abortion Rights estuvo “siempre presente en los mítines en respuesta al fallo [de la Corte Suprema]” como si esto fuera algo nefasto. Todo lo contrario.

 

Existe una razón muy simple por la que Rise Up/De Pie estuvo “siempre presente” en estos mítines. Se debe a que Rise Up/De Pie organizó la gran mayoría de ellos. Nos guste o no, esto es un hecho irrefutable. ¿Por qué hicimos esto? Por las mismas razones que se ponen en claro en todos nuestros carteles, en nuestros discursos, nuestro portal, nuestras redes sociales, en cada carta de recaudación de fondos que enviamos y por medio de toda nuestra exposición mediática.

 

De nuestra declaración fundacional:

 

El ataque al derecho al aborto es parte de un programa fascista cristiano patriarcal que ataca tanto a la anticoncepción como a los derechos de las personas LGBTQ. Negar el derecho al aborto golpea a las mujeres pobres, y especialmente a las negras y otras mujeres de color, con consecuencias crueles, apretando las cadenas tanto de la supremacía blanca como de la subyugación de las mujeres.

 

Negar el derecho al aborto obliga a las mujeres a tener hijos en contra de su voluntad. ¡Esto provoca una violencia física, emocional, social y psíquica grotesca contra las mujeres al reducirlas a máquinas de hacer bebés! Impeler a las mujeres a tener embarazos no deseados y/o peligrosos secuestra sus cuerpos, su seguridad, sus vidas, su autonomía sexual, sus aspiraciones y logros, y sus relaciones de por vida al servicio de la dominación patriarcal.

 

La maternidad obligatoria constituye la esclavización femenina. Cuando las mujeres no son libres, nadie es libre.

 

Impedir esta pesadilla es la razón por la que invertimos nuestro tiempo, experiencia, energías, recursos y corazones en movilizar a decenas de miles de personas en protesta durante los últimos seis meses. Es por eso que conseguimos la participación de artistas y escritores, comunidades vinculadas a la Marea Verde de América Latina, miles de alumnos, estudiantes y jóvenes, muchas mujeres mayores con el valor de contar sus historias en torno al aborto antes de Roe, y muchos más. Es por eso que corremos riesgos en las primeras líneas, interrumpimos de manera no violenta la actividad como de costumbre, algunos de nosotros fueron a dar a la cárcel y luchamos para unir a todos los que posiblemente se podría unirse desde muchas perspectivas políticas diversas.

 

Es por eso que luchamos incluso hasta los últimos días para movilizar a la inmensa mayoría en este país que apoya el derecho al aborto en una resistencia no violenta lo suficientemente poderosa como para impedir que la Corte Suprema anule Roe, protestamos todos los días por una posible decisión frente a la Corte Suprema durante semanas. Y cuando finalmente se dictó la decisión, tal como lo hicimos con otros en todas nuestras protestas, le dimos la bienvenida a Alexandria Ocasio-Cortez cuando se presentó y felizmente le dimos el micrófono para que hablara desde su propia perspectiva.

 

Así que, debemos preguntarnos, ¿exactamente cuál “movimiento” afirma Sommer que podríamos estar “secuestrando”? El hecho desafortunado es que la única razón por la que sentimos la necesidad de iniciar Rise Up 4 Abortion Rights en enero del presente fue porque la inmensa mayoría del “movimiento” de mujeres estaba claudicando de antemano ante la caída de Roe.

Una vez más, de nuestra declaración fundacional:

[

De]masiados líderes a favor del derecho a decidir y políticos del Partido Demócrata predican un “realismo” de aceptar el destripamiento del derecho al aborto por parte de la Corte. Nos dicen que nos pongamos a aceptar el “largo recorrido” del proceso electoral o que nos concentremos en ayudar a las mujeres a inducir sus propios abortos. Cualquiera que sea su intención, ello equivale a claudicar de antemano ante la esclavización de las mujeres y a una pesadilla general para la humanidad.

 

Esto también es un hecho irrefutable. La mayor parte del “movimiento”, de una forma u otra, ya había pasado a hacer otras cosas y aceptado la caída de Roe como “inevitable”. Es por eso que Rise Up/De Pie, y no estas otras organizaciones, movilizó protestas de masas de manera consecuente.

 

Deseamos sinceramente que este no fuera el caso y nos acercamos repetidamente a otros, tanto dentro del “movimiento” como mucho más allá de él. Tal fue el caso en la carta abierta emitida por las co-iniciadoras con De Pie/Rise Up tras la filtración del anteproyecto de decisión de Samuel Alito que dejó en claro que la Corte estaba en camino de anular Roe, en que llamaba a protestas unificadas más grandes en las calles. Este es también el caso de la polémica (la que se ha tergiversado tanto) emitida por Sunsara Taylor, una de las iniciadoras de Rise Up, con el argumento desde su propia perspectiva (no en nombre de Rise Up) de que los Fondos de Aborto brindan un servicio crucial, pero no son una estrategia para derrotar la escalada de ataques contra el derecho al aborto y no tienen ninguna posibilidad de mantenerse al día con la demanda que se crearía con la anulación de Roe.

 

Si más personas, como algunos de los mismos grupos que se quedaron al margen y ahora están atacando a Rise Up/De Pie, se les hubieran unido para movilizar protestas sostenidas no violentas verdaderamente masivas, podríamos haber impedido que Roe fuera revocada. Incluso los fascistas recalcitrantes y los que odian a las mujeres se preocupan por perder la legitimidad percibida de sus instituciones cuando se enfrentan a protestas verdaderamente implacables e incesantes que no se pueden ignorar.

 

Sabemos que algunas personas no estarán de acuerdo. Algunas personas creerán que Rise Up se equivocó al siquiera pensar que quizá fuera posible detener la revocación de Roe. Algunas personas creerán que esto demuestra que las otras organizaciones tenían razón al pasar los últimos seis meses (y para muchas personas, mucho más tiempo) enfocadas en prepararse para el post-Roe. Algunas personas argumentarán que en lugar de continuar exigiendo como lo ha hecho Rise Up/De Pie que el gobierno federal tome medidas ahora para restaurar el aborto legal a nivel nacional ahora, ya es hora de centrar la atención en la batalla estado por estado y las próximas elecciones.

 

A aquellos que piensan así, tengan el valor de sus convicciones. Hagan su argumento con contenido. Pese a lo que hagan, dejen de esconderse detrás de mentiras y tácticas de miedo macartistas que solo pueden debilitar una oposición seria en un momento en que es más urgente que nunca.

 

[PICTURE]

 

Lori Sokol, directora ejecutiva de Women’s eNews

Sunsara Taylor, co anfitriona de El Show RNL — ¡Revolución, y Nada Menos!

Merle Hoffman, fundadora y directora ejecutiva de Choices Women’s Medical Center

Las tres son co-iniciadoras de RiseUp4AbortionRights.org